Más+//Educación

«A un infante nunca se le debe tocar o regañar, las agresiones les marcan»

¿Sabe usted leer, escribir, contar o cuánto es lo que le pagan por su trabajo? Pues no, ¿Y no le gustaría que sus hijos si aprendieran a hacer cuentas y si el sueldo es justo? Pues sí. Es una pregunta frecuente utilizada para invitar a jornaleros migrantes a llevar a sus hijos e hijas a la escuela y explicarles para que les servirá, compartió Mónica Aracely Elias tutora capacitadora del programa de Atención a Población Migrante del Consejo Nacional de Fomento Educativo.

Para Mónica el participar en CONAFE ha sido una experiencia de cambios completos de vida, “aprendí a ser mejor madre y la importancia que tiene el acompañar a nuestros hijos en su educación” compartió la capacitadora quien tiene a su cargo la educación que se imparte en comunidades para jornaleros migrantes.

Lisseth (3)El ciclo siempre empieza en marzo, cuando llegan los camiones con las personas que vienen desde otros estados para trabajar en los campos agrícolas de Chihuahua, también llegamos nosotros, para levantar los censos de salud y registrar cuántos infantes vienen con las familias, explicó Mónica Elías.

Iniciamos también la campaña de invitación para que los padres lleven o dejen asistir a sus hijos a las clases de CONAFE, son diversas las razones por las que resisten a enviarlos, una de ellas es que en el momento en que un niño o niña va a clases se pierde un ingreso en la familia, pues aunque poco reciben una paga si trabajan y otra de las razones es que si los infantes van con ellos a los campos los pueden cuidar y estar viendo, pues temen por su seguridad si los dejan en la escuela, explicó la líder educativa de CONAFE.

“Cuando llegué a CONAFE me dijeron que tendría niños y niñas de preescolar y primaria, pero no sabía que también tendría de guardería, comentó en broma líder educativa, pues es un fenómeno frecuente que a los infantes de primaria les corresponde cuidar a sus hermanos más pequeños y cuando asisten a clases le acompañan también hermanitos y hermanitas de meses o los primeros años de edad»



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *