Más+//Educación

UACH: Joven aplica examen de admisión incluyente

Aspirante con discapacidad auditiva para Facultad de Ingeniería UACH

Trato incluyente.

 

Rodrigo Lozano Vázquez, cuenta con una discapacidad auditiva que le complica comunicarse con las personas y comprender la lectura de algunas palabras. Presentó examen de admisión en la Universidad Autónoma de Chihuahua para la carrera Ingeniería Civil recibiendo apoyo de la Facultad de Ingeniería para realizar su examen de admisión.

Rodrigo Lozano Vázquez tiene 19 años, es egresado del Colegio de Bachilleres 1 y al igual que miles de aspirantes, presentó examen de admisión en la Universidad Autónoma de Chihuahua. Rodrigo tiene un hermano y una hermana mayores que también tienen la misma discapacidad auditiva, su hermano estudia Ingeniería en Sistemas Informáticos en la Universidad Tecnológica de Chihuahua y su hermana es docente egresada de la Normal Superior.

Con la ayuda de un aparato auditivo, Rodrigo puede recuperar de manera parcial su capacidad de escuchar logrando detectar sonidos a su alrededor pero con dificultad para diferenciar entre una palabra y otra. Para comunicarse con las personas utiliza lenguaje a señas y lee sus labios, aunque para esto requiere que las personas le hablen un poco más despacio de lo que acostumbran.

Rodrigo Lozano aplicó examen en la Facultad de Ingeniería de la UACH con la intención de estudiar Ingeniería Civil, debido a su discapacidad se le brindó un espacio dentro de las oficinas administrativas para realizar su examen de admisión, además se le permitió contar con la presencia de su padre para que le apoyase en caso de no comprender alguna instrucción.

Además del estudio en casa, Rodrigo tomó un curso propedéutico para aspirantes con discapacidad en el campus 1 de la UACH en donde estuvo asistiendo por cuatro días  preparándose para examen de admisión en donde se le brindó material de estudio como guía de examen y útiles escolares. El día del examen a Rodrigo se le brindó un tiempo adicional al establecido, Rodrigo se sintió un poco presionado por el tiempo y algunas preguntas que no entendía, sin embargo su padre le brindó apoyo y esto le brindó más confianza. Comenta que en la estructura del examen, la pareció que incluía más preguntas relacionadas con el español y el inglés los cuales son su punto débil, con las áreas de conocimiento relacionadas con las matemáticas y la física no tuvo problemas de comprensión.

Hay que ver las capacidades y no la discapacidad.

El señor Ernesto Lozano comenta que a pesar de que su hijo tiene dificultad para comprender palabras e instrucciones, en las clases es muy atento e inteligente, “él es tan capaz como cualquier persona, no hay que ver la discapacidad sino las capacidades que tiene”, agregó el señor Lozano Pereira. Su cualidad reside en comprender procesos operativos, sus mejores notas han sido en matemáticas, física e informática ya que son materias que manejan más números que letras.

Además de que la Universidad Autónoma de Chihuahua es una institución incluyente y del gusto que Rodrigo tiene por la ingeniería civil, eligió aplicar examen de admisión en la Facultad de Ingeniería por el apoyo que la facultad le brinda a su padre.

Ernesto Lozano cuenta con un apoyo como padre de familia con necesidad por parte de la Facultad de Ingeniería en donde lo están apoyando para llevar un proyecto de creación a través de un programa de vínculo comunitario apoyando para la creación de un centro laboral para personas con discapacidad.

El proyecto consiste la elaboración de carne seca utilizando las instalaciones de la misma Facultad como punto de venta, como parte extra del proyecto también incluye el empaque de todo alimento susceptible de empacar como granos, semillas, dulces, entre otros.

El programa de vínculo comunitario que está coordinando Ernesto Lozano es para dar la oportunidad de laborar a personas con discapacidad pues muchas veces aunque sean egresados de una universidad tienen dificultad para ser contratados por alguna empresa.

La Facultad de Ingeniería también apoyará al padre de Rodrigo con la construcción de la línea de producción promoviendo el crecimiento del proyecto para que cada vez sea necesario más personal y dar una oportunidad de empleo a personas con discapacidad.

Con el apoyo de la Facultad de Ingeniería, Ernesto Lozano está retomando el negocio que tenía en Ciudad Juárez, el cual tuvo que dejar para mudarse a la capital del Estado en busca de mejores oportunidades para sus hijos. En un principio el padre de Rodrigo fue contactado por el Ingeniero Orpina a través de la Secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología, quien se puso en contacto con él y decidió apoyarlos con el proyecto y con la carrera de Rodrigo.

El apoyo que Rodrigo recibió por parte de la Facultad de Ingeniería no fue solamente en su examen de admisión, brindándole facilidades para la realización del mismo, su familia también está siendo beneficiada con la oportunidad de desenvolverse como emprendedores, apoyando la inclusión en su proyecto y así como ellos tuvieron el apoyo de una institución educativa, serán el apoyo de muchos jóvenes egresados.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *