Opinión

¿Tenemos realmente diputadas (os)?

Si recapitulemos el desempeño de las diputadas y los diputados del actual Congreso del Estado, podemos con facilidad caer en la tentación de suponer que la mayoría de nuestros actuales legisladores locales fueron reclutados entre chihuahuenses que no tenían la más mínima ni remota idea de lo que implica y significa ser un diputado, digamos, medianamente competente.

En el pasado quienes llegaban a una curul por lo general eran o profesionistas capaces o empresarios exitosos o políticos con una cierta experiencia, cultura y digamos universidad de la vida. Quienes eran diputados emanados del partido al que perteneciera el gobernador, por lo general recibían la asesoría y los proyectos legislativos que coordinaba o preparaba la Secretaría General de Gobierno.

Mientras la oposición construía sus propuestas y defendía sus puntos de vistas apoyados en chihuahuenses con una cierta experiencia y conocimiento, pero por lo general simplemente intentaban matizar, modificar o simplemente bloquear las propuestas del partido en el gobierno.

Y el Congreso del Estado era noticia al iniciar los períodos de sesiones, cuando se discutía alguna iniciativa importante o cuando se le revisaban las finanzas a los municipios, fuera de estas circunstancias las declaraciones de nuestros antiguos diputados, rara vez eran motivo de las páginas principales de los periódicos.

Pero actualmente con la multiplicación de los medios digitales y de reporteros de dudosa capacidad y experiencia, la cacería de declaraciones ruidosas se ha convertido en la norma diaria del periodismo que cubre el Congreso del Estado.

Y en este berenjenal vemos a innumerables suertudos del hueso legislativo sin la menor experiencia política, académica y en ocasiones inclusive de vida, declare y declare. Por ello y con el ánimo de que nuestros disputables mejoren y evolucionen, me parece útil compartir las siguientes ideas que reflejarían un quehacer legislativo poco más responsable y respetable:

1.- Existen iniciativas, proyectos y dictámenes que se deben de votar tomando en cuenta mayoritariamente los intereses de Chihuahua, independientemente de las ihcoherencias de su respectivo coordinador.

2.- Existen iniciativas y proyectos que pueden impulsar para construir un proyecto político partidista, pero encarecidamente les pedimos que no se circunscriban a las opiniones de sus mal llamados “asesores”, porque la mayoría tienen de asesores lo que su servidor tiene de astronauta.

3.- Existen iniciativas y proyectos que ustedes en lo personal pueden impulsar para construir un liderazgo ante los ciudadanos, pero de nuevo y encarecidamente acérquense a las universidades y tecnológicos públicos y privados, a las cámaras y los colegios, en busca de una opinión discreta antes de fastidiarnos con modificaciones que sólo complica las leyes e iniciativas demagógicas sin la menor posibilidad de ser llevadas a la práctica.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *