Más+//Derechos Humanos

Discriminación, ¿Sabes si esa oferta de trabajo excluye?

discriminatoria

La discriminación en anuncios laborales puede provocar una indemnización y medidas reparatorias en contra de la empresa

Actualmente en las redes sociales circulan los requisitos para quienes quieran ocupar una vacante en un laboratorio químico; sin embargo, la publicación es discriminatoria, ya que los requisitos establecen un rango de edad de 22 a 35 años, además que sean mujeres e incluye que la persona que quiera ocupar el puesto no sea feminista.

Discriminación en requisitos laborales.

Al final de los requisitos establece que, si no se cuenta con uno de los requisitos, no enviar el currículum. En este sentido existe una jurisprudencia que habla sobre la discriminación en los anuncios de empleos.

Al incluir una limitante de edad, sexo, talla o altura o se limite alguna otra característica física o ideológica, puede estar incurriendo en discriminación.

El Programa Sectorial de Trabajo y Previsión Social 2013-2018, estableció que la discriminación y la desigualdad en las oportunidades de empleo están estrechamente relacionadas con la cultura, por ello, se busca promover una cultura laboral, donde el sexo, edad, discapacidad, estado de salud o cualquier otra condición no sean obstáculos para la inclusión laboral, donde la responsabilidad social de los centros de trabajo con los sectores más favorecidos de la sociedad sea un valor.

Por lo anterior, se busca que la cultura reconozca las capacidades y habilidades de todas las personas en el desempeño de su actividad laboral y que promueva la igualdad, la justicia y la dignidad como principios intrínsecos en el ejercicio del derecho al trabajo.

Por otra parte, existe una Norma Mexicana de trabajo, la cual en su elaboración estuvo a cargo de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, el Instituto Nacional de las Mujeres, Secretaría de Economía y Secretaría del Trabajo y Previsión Social, entre otras.

En este sentido la norma tiene un apartado dedicado a la selección de nuevos trabajadores, en el cual establece que los anuncios de vacantes u ofertas de trabajo deben ser expresados con lenguaje incluyente y libre de cualquier tipo de expresión discriminatoria según lo establece la fracción III del artículo 1º de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación.

Anteriormente la Suprema Corte de Justicia de la Nación, dictaminó en el año 2014, una sentencia por discriminación en el ámbito laboral por razón de edad

discriminacíon
Anuncio laboral discriminatorio

El caso surgió cuando una empresa dedicada al ámbito restaurantero publicó dos convocatorias laborales. La primera, referida a un puesto de recepcionista, establecía como requisitos una edad de 18 a 25 años, sexo femenino, excelente presentación, estatura de 1.60 m y talla 30.

La segunda convocatoria, concerniente a un puesto de organizador de eventos, señalaba como requisitos una edad de 18 a 35 años, ser una joven alegre y de buena presentación.

Por lo anterior varias personas demandaron por daño moral a la empresa, al considerar que las convocatorias resultaban discriminatorias al establecer un rango de edad para solicitar los empleos.

Al respecto, durante diversas instancias se resolvió que no se había actualizado un daño moral a partir de las convocatorias. Finalmente, el asunto llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En su resolución, la Primera Sala determinó que los anuncios de trabajo eran inconstitucionales.

Las razones por las cuales se dictó la inconstitucionalidad, era por el derecho a la no discriminación de los representados, no era posible que a determinada edad las personas gocen de ciertas habilidades físicas y mentales, los rangos de edades no estaban justificados en el anuncio.

La Primera Sala estableció que la declaratoria de inconstitucionalidad de los anuncios provoca su nulidad. Asimismo, señaló que los actos discriminatorios en ocasiones pueden dar lugar a una indemnización y a medidas reparatorias en contra de la empresa.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *