Más+//Educación

Lo peor de la violencia es acostumbrarse, siempre estar prevenido a un ataque

Cuando te agreden, defenderte suena como la mejor opción pero no siempre lo es.    

 Por Bryan Alexis Enríquez Olivas estudiante del Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua Plantel #2Finalista del Concurso de Ensayo Filosófico Juvenil Laureano Muñoz 2015. Participante con el pseudónimo  Bryanlokote                                                                         

   “Estoy convencido de que siempre prevalecerá la verdad y el amor                                                                                                          entre los hombres por sobre la violencia y la opresión”                                                             Dalai Lama

¿Cómo vivo y afronto la violencia?, el cómo la vivo es más complicado que como la supero, afrontar todos los días este tipo de situaciones indirecta o directamente, afrontar una riña fuera de la escuela en la que no estoy incluido, pero indirectamente soy afectado, sea por un amigo que fue golpeado o por una piedra perdida que me haya tocado recibir, o ser asaltado mientras camino por la calle son problemas que se pueden presentar todos los días y que para afrontarlo puede ser más difíciles de lo que parece, en lo personal me enfrentado a situaciones de este tipo y siempre las he tenido que afrontar de la misma manera en todos los lados y a todas horas, saliendo de la secundaria en la que estaba en la tarde.

 Lo peor es acostumbrarse a estar prevenido a un ataque

Defenderte suena como la mejor opción pero no siempre lo es. Entre los factores traumáticos está el miedo que te da, el que alguien se violente contra ti; es difícil, pero lo peor es acostumbrarse a estar prevenido a un ataque eso demuestra la costumbre a enfrentar situaciones donde personas de tu misma comunidad, gente que podrías conocerte, amenaza con dañarte por cosas como dinero, pertenecías, drogas, o solo por no ser de su agrado, te hace víctima.

Afrontar esto es la parte más complicada, pensar que una agresión podría ser una broma y darte cuenta que no es más que una persona que te puede gritar o te puede hablar suave pero al final de cuentas te amenaza, te puede agredir igual el no saber que tiene en tu espalda.

DSC_0047Por mi parte me he resignado al ser atacado sin defensa propia, sin un intento para defender mi integridad, cuando atentan a tu físico es un punto donde la respuesta puede ser de maneras contrarias la sumisión o la misma violencia en defensa, proteger lo mío siempre ha sido mi mayor reacción ante gente que ha violentado contra mí y afortunadamente siempre he superado esta etapa y reaccionado de una manera en la que demuestro disgusto y no quiero más de la misma.

Se intenta superar la violencia con serenidad y con calma después de la agresión, pero en verdad uno siente impotencia por saber que en cualquier momento podría volver a ocurrir, sin saber si a la vuelta de la esquina va estar un asaltante con un arma esperando a una persona con algo de valor para que se lo entregue a al pasar por las calles y no saber sin en la tienda de ropa o el señor de yonke, el del restaurante tenga problemas con gente que se dedica a la violencia y un día y empiece a disparar y te toque una bala perdida.

Miedo de que piensen que tu eres una persona que no eres y te secuestren, intentar superar esos problemas en mi región es difícil, por lo complicado que es el crimen en mi estado por la gente que se ha dedicado a esto y no saben hacer otra cosa, o que tiene la necesidad de hacer algo por su familia o dinero y la oportunidad la ven en ti, la oportunidad de comida, mas drogas para su adicción, o solo por tener más deciden tomar el camino de la violencia.

La violencia, cuando solo piensas en el otro como un algo y no como alguien que tiene problemas iguales o mayores que tu

En ocasiones solo viéndote como el pase, como un algo, y es cuando se da la violencia, cuando solo piensas en el otro como un algo y no como alguien que tiene problemas iguales o mayores que tú, afrontarlo es difícil, el contestar con un “no” o un –“si” puede ser la diferencia entre tu bienestar o tu desgracia y si no sabes contestar  esa agresión correctamente te puede ir muy mal y puedes resultar afectado física o moralmente, cuando el daño a esta hecho es difícil superarlo.

Te pueden a hacer daño de tantas maneras y eso te lleva a afrontar mal la situación y provocar más violencia ya sea por falta de valentía; por valentía no me refiero a agredir si no acudir con autoridades o intentar el diálogo. Quiero creer que las autoridades aún pueden ayudarte, pues los conflictos aún se pueden solucionar, no debes dejar que las situación empeore y la violencia acabe con tu integridad afrontarla de golpe para mi es la mejor opción denunciar y decirlo de tope y como son las cosas y no estar pensado que te podría pasar se sincero con todo y con el que te ofrece su mano para recibir ayuda.

En cualquier situación violenta que se te pueda estar presentando a ti o a alguien que conozcas, si esperas puede ser muy tarde; ser violento es otra manera de enfrentar la situación pero probablemente será la que cause peores repercusiones para ti, para el otro violento y para gente que rodea.

En el mejor de los casos, afrontar la violencia significa que las partes queden en una situación donde la agresión no se repita, que la violencia se detenga pero la mayoría de los caso es un ciclo donde no se acaba, motivado por el desquite o la vendeta, contra el otro implicado y este quiera lo mismo hasta que uno acaba con el otro o los dos caben igual de mal.

El daño contra el más débil es lo recurrente y afrontarlo para el débil es más complicado aun “para pelear se necesitan dos”, lo desafortunado en este caso es un abuso, por que uno de los dos no se defiende y es el que recibe toda la violencia, el que más queda afectado, el que tiene más complicaciones al momento de ser descubierta la situación y tener que afrontarla.

Recibir estas agresiones te hace formularte preguntas sobre el “¿por qué?” de tu situación , porque la agresión, que le hiciste para recibir este maltrato, la tención de la agresión se puede desahogar en autoviolencia y convertirse ya en alguien que solo piensa en violencia, tanto la que se le da por parte de otros seres como la de uno mismo hacia su ser, afrontar es complicado cuando esta situación se da para alguien que no está acostumbrado a una vida en donde se le arrincone y se le practique violencia es desconcertante, por eso tantos casos de personas de mi edad que se quitan la vida.

Pero esto tiene su contra parte, el agresor también tiene gran protagónico en afrontar la violencia, su actitud, su imponente, el tipo de violencia que aplica también la puede recibir por parte de otro agresor, también es parte de esta cadena de problemas de violencia.

Romper el ciclo es la parte más difícil de superar por que el agredido cae en silencio, esto alarga el proceso de alivio que puede llegar a tragedias, o que la persona afectada nunca lo supere y no se desenvuelva en la sociedad igual, eso puede ser decisivo en su vida puede que sea la parte que peor la lleve el ser una persona que no pueda sostener un contacto con otro ser, y que de nuevo empiecen los problemas con la discriminación y con la violencia, que es de nuevo parte del ciclo de la misma el afrontar lo afectado que quedaste es lo mas importante para superarlo.

A veces no nos damos cuenta de cuánto daño hacemos a las personas a las que afectamos con una simple “broma” que puede convertirse en agresión para el afectado, pude pasar a mayores con una broma más pesada cada vez, sin que el afectado apruebe ese tipo de agresiones, oponiéndose incluso , pero por parte del agresor lo toma como algo con naturalidad completa, sin represiones, sin considerar la integridad, como el agresor se afronta la violencia con normalidad y sin ser sensible, porque en todo caso el afectado no resulta ser él, y si se suma la facilidad con la que se da la violencia simplemente no se puede detener, porque el mismo no ve el mal y si la sociedad que no rodea no lo ve mal pues la violencia es cosa cotidiana y no se tiene por que detener, se mira como alguien superior al momento de agredir , “¿por que detenerse?”.

La integridad, el físico y la vida del afectado no importa cuando eres agresor has tenido maltrato también esto te alienta aún más a serlo, a no conformarte por querer dejar las mismas repercusiones en la persona a la que agredes, cuando eres un agresor así, eres más peligros y afrontas la violencia de manera aun menos positiva que la gente sin tantas razones.

Si un tipo de violencia te orilla a agredir quiere decir que es una agresión muy grave, tanto como para que el desahogo querer hacer daño a otro ser el mismo o un peor daño que el que te hicieron a ti; también es difícil afrontar el hecho de que estás haciendo un mal, porque a ti te lo hacen y no hay nada de mal en ser el “malo” retomamos el hecho de que es normal en tu vida de que no hay otra manera de demostrar disgusto o diversión, te malacostumbras a que un daño es una solución corta y duradera a tus problemas.

Superar la violencia, es lo más complicado, es fácil de explicar pero muy difícil de superar una agresión, el dolor el trauma, las sensaciones que te deja un maltrato son muy difíciles de desvanecer y convertir en algo que recuerdes sin sentirte mal, la manera más adecuada para poder superarla es con dialogo, comprensión.

Un error que se comete es cerrar tu mente a que la situación puede ser mala incluso para la persona que te acompaña en el proceso, el agresor, si, esto no lo absuelve de toda culpa pero su situación puede no ser la más favorable, intentar tener más información sobre quién es él, porque, por quien, es  como es contigo, cuando tienes conclusión puedes conseguir un intermediario una autoridad, porque si uno intenta afrontar al el agresor de manera directa con sus problemas y situaciones que hayas descubierto sobre él; él podría tomarlo como una agresión en lugar de la mejor manera causando un desafortunado desacuerdo o mal entendido sobre lo que le acabas de decir, un intento de “burla”, es mejor que él te vea serio en tu posición de agredido y llevándolo con un superior un director una autoridad que el respete, para que le puedas decir las cosas con mayor seriedad, sin que él se sienta agredido, en el mejor de los casos el comprenderá la situación y quedara la relación en un entorno sin violencia.

En la confrontación directa en el que el agresor esta en el instante agrediendo, que te defiendas es total mente comprensible un intento de defensa no está mal ,si tu instinto te llama a defenderte  para mi es total mente compresible, aun que evitar el confronta miento no es una mala decisión, si eso te hace sentir más seguro, pero en algún momento tienes que hablar con alguien si pelaste si tu querer hacerlo también tienes que hablarlo contárselo a algunas autoridad a tu padres a tus amigos, a tu director, a un policía si es necesario, siempre hay alguien, superarlo es más fácil de lo que suena en tu mente, pero siempre debes estar seguro de lo que vas a decir y como lo vas a decir , superarlo no es solo el tema de hablarlo y de de que se detenga la agresión si no que tu lo asimiles de que te des cuenta de que la violencia se a detenido  que tú te tienes que acostumbrarte a una vida nueva sin violencia que debes a volver a sentirte con libertad y a gusto con lo que tienes y lo que eres pero sin dejar de estar prevenido y que nadie comience una nueva agresión contra tu persona.

Mi conclusión, es que la violencia no se va a dejar si no la paramos de tope en nuestras vidas si no tomamos el valor de dejar los temores que nos causan los que parecen los peores problemas de nuestras vidas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *