Ciencia//Más+

Microbióloga de UACH gana premio estatal de ciencia

 

Entender la microbiología te lleva a dimensionar que somos una parte más del planeta, somos unos integrantes más de la familia y no necesariamente los más importantes.

A través de las reacciones químicas se puede saber cómo se forma la vida, esto es el apasionante mundo de la microbiología explicó Dra. Virginia Nevarez, investigadora de la Facultad de Ciencias Químicas de la UACh, ganadora del premio estatal a la Chihuahuense Destacada en la ciencia María Esther Orozco.

En este mundo fascinante de la microbiología, los humanos tenemos pensamientos que son parte de nuestro ego, pero es un tanto arrogante pensar que somos el centro de todo, cuando descubres la diversidad de microorganismos que existen, sus interacciones y además todas las cosas maravillosas que pueden hacer, comprendemos que el mundo en que vives es resultado de sus acciones.

La microbiología, explica la investigadora, permite identificarte en el planeta, pero no como dueño del mundo sino como parte integral de él, con una visión en cuestión ambiental y valoración del cuidado en el medio ambiente, te permite saber que debes de proteger y cómo te debes de comportar.

Algunos ejemplos que la microbiología nos da sobre ser adaptables. Hay microorganismos que viven perfectamente en la nieve y en los volcanes de manera natural, para aspirar a acercarse un poco a estos escenarios, el hombre debe invertir en diversas corazas (o ropas) para sobrevivir.

Hay microorganismos que son muy bonitos y cuando empiezan a crecer cambian de forma y llegan a ser algo muy diferente sin que sea un problema para su estructura o interacción. ¿Qué es lo que hace que seres tan pequeños tengan esa capacidad de adaptación social tan difícil de lograr para nuestras sociedades?.

Conociendo a una Chihuahuense Destacada, ¿Quién es la Dra. Virginia Nevarez? Premio Esther Orozco 2016, al campo científico.

0001-2La Dra. Virginia Nevárez es Secretaria de Investigación de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Chihuahua, esta ha sido una etapa culmen en su búsqueda por comprender y descubrir el mundo en que vive. Sin embargo esta aventura inició a muy temprana edad, según compartió para el periódico Difusión Norte.

“Muchas niñas y niños empiezan desde muy chicos a tener curiosidad por descubrir su entorno, mi herramienta para cubrir esta curiosidad fue la literatura, es una de mis pasiones, de no ser microbióloga hubiese sido bibliotecaria”, compartió la Dra. Nevárez.

Desde la preparatoria empezaron sus estudios del área que después sería uno de los pilares de su vida, sus materias favoritas eran química y biología, por ello al momento de escoger carrera optó por ser química bacterióloga, parasitóloga (QBP). “Esta carrera es para mí la respuesta a la pregunta fundamental ¿cómo se formó la vida?, las reacciones químicas exponen un mundo maravilloso y sorprendente acerca de la forma en que unas cosas interactúan con otras”, dijo la Dra. Virginia Nevarez.

La vida profesional y personal de la Dra. Virginia Nevárez se vió marcada por la influencia de dos grandes maestros: Rolando Vela de la Universidad del Norte de Texas y su tutora en la Universidad Autónoma de Chihuahua

0002-2Virginia Nevárez realizó su doctorado en biología con especialidad en microbiología en la Universidad del Norte de Texas, Estados Unidos bajo la dirección del Dr. Rolando Vela, esto marcó su vida como docente para siempre, “no me veo haciendo otra cosa incluso si la invitación fuera de un laboratorio reconocido, yo no veo la investigación sin la docencia, ni me podía ver fuera de las aulas” compartió la doctora Nevárez.

El trabajo con el Dr. Vela le enseñó que la misión de la docencia, está en saber inspirar y guiar a través de dar libertad, cosa que se convierte también en el mayor reto para maestros y maestras de universitarios. Para la investigadora chihuahuense su estadía en la universidad texana se traduce en comprender cómo es que las pequeñas cosas que van pasando con un microorganismo repercuten de una forma global y cuál es su efecto diversos ambientes mucho más grandes que él como es nuestra vida común. En 2015 Virginia Nevares cumplió 20 años de haber terminado el doctorado.

Es aún complicado el camino de las mujeres en el ámbito científico, compartió Virginia Nevárez, en tan solo dos generaciones hemos decidido no estar atadas a estereotipos y esto ha sido duro para hombres y mujeres.

Para las mujeres que no tenemos hijos, en una cultura todavía muy machista hay que encontrar otras formas de trascender; para mí, esto son la ciencia y la docencia, un escenario de trascendencia para legar lo que he aprendido yo he tratado de dar lo mejor, compartió la científica.

En su experiencia durante más de 25 años como investigadora en el área de la biología Virginia Nevárez comparte el enfoque personal, “el ser mujer profesionista nos sigue representando muchos retos, es triste decirlo pero México las condiciones no son las más idóneas para la equidad, hemos avanzado mucho de alguna manera, pero aún queda bastante camino por recorrer, nosotras por mucho tiempo queríamos salir, teníamos la capacidad de colaborar con ellos en la transformación del mundo, pero todo este tiempo fuimos detenidas en la imposibilidad de contribuir y la falta de oportunidades” expuso la Dra. Nevárez.

En una reflexión sobre su familia, Virginia comparte que «también para los hombres ha sido difícil este rompimiento de paradigmas”, compartió la doctora quien explicó quizá estamos exigiendo mucho a nuestros compañeros, en solo dos generaciones, viendo entre mi abuelo y mi hermano se puede observar.

Mis abuelos estaban anclados a los roles de femeninos y masculinos, en dos generaciones le dicen a mi hermano que es incorrecto todo lo que aprendió, y ahora debe ser igualitario en sus entorno laboral y personal, esto es fácil de entender pero complejo de construir en el día a día. Somos resultados de quienes nos han formado.

Creo que batallamos más aquí que en otros países. La posición y la percepción  de  cuando yo me presenté como mujer divorciada fue fuerte, la gente no estaba acostumbrada, la sociedad esperaba que una mujer divorciada esté triste, lo supere y luego “vuelva a hacer” su vida; pero no comprendía que una mujer divorciada y joven viva sola y después asuma su libertad, se dedique a la ciencia, sea exitosa y aún así, no se case. Las mujeres vivimos aún con la demanda social de ser casadas.

La ciencia es universal no tiene fronteras, si yo hago un descubrimiento o una aportación aquí en la Facultad de Químicas de Chihuahua, cuando se publica se vuelve universal.

0008-2

En México se habla mucho de la fuga de cerebros, expuso la Dra. Nevárez, quien agregó que hay muchos compañeros en diferentes partes del mundo que hacen aportaciones muy interesantes a la ciencia y son mexicanos, por estar en otra región se habla fuga de cerebro, pero debemos observar que estando afuera en otras circunstancias o en otras situaciones, siguen siendo mexicanos aportando a la ciencia.

Al igual que muchos colegas, al momento en el que terminaban el doctorado se presentó la oportunidad de quedarme en Estados Unidos u otra parte del mundo, pero por compromisos con la Universidad Autónoma de Chihuahua, regresé a la Facultad de Ciencias Químicas, esto no marca una diferencia entre la ciencia que se hace aquí o por colegas mexicanos fuera, solo cambian las circunstancias personales, explicó Virginia Nevarez.

Me da gusto ver a mis estudiantes haciendo doctorado en Inglaterra, Francia o en México y haciendo investigaciones importantes. Al paso del tiempo me doy cuenta, que si logró impulsar a estudiantes a cumplir sus sueños, cumplo también con la misión que me tracé.



One thought on “Microbióloga de UACH gana premio estatal de ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *