Opinión

Con Peña Nieto se realizaron 154 cambios a la Constitución

¿Tenemos algo que celebrar?

Ensayo finalista del premio Laureano Muñoz, sobre el tema de los 100 años de la promulgación de la constitución política, derechos humanos y otras reflexiones, escrito por Sergio Alberto de los Ríos Vill, alumno del Colegio de Bachilleres plantel 1, quien participó con el seudónimo Checo

5 de febrero de 2017 es la fecha en la que se cumplieron 100 años de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que actualmente nos rige. ¿Pero realmente tenemos algo que celebrar?

Nuestra Constitución es algo que pierde su esencia cada vez más con el tiempo. A través del tiempo y desde su promulgación el 5 de febrero del año de 1917 propuesta por Venustiano Carranza y su congreso ha sufrido constantes cambios con la llegada de los nuevos presidentes al poder. Tanto que en este año se ha modificado más del 80% de todos los artículos que la conforman.

La Constitución de 1917 era considerada en su momento una de las mejores del mundo entero ya que al ser creada por un congreso que en su mayoría era gente del pueblo tales como profesores, doctores, campesinos etc. Conforma en su primera parte garantías individuales para promover una cultura equitativa entre los ciudadanos sus derechos y libertades sociales con gran parte de los ordenamientos de la constitucional de 1857 con un pensamiento social más moderno sobre las exigencias y demandas de la gente mexicana tras la revolución de 1910 atendiendo principalmente las inquietudes de campesinos y obreros.

En cada nueva administración se fueron haciendo modificaciones en la mayoría de las veces innecesarias o para hacer cosas que solo los benefician a los gobernantes y no para la gente

De acuerdo a la página de la Cámara de Diputados, los presidentes de México que más cambios han realizado a la constitución son: Carlos Salinas de Gortari, 55; Miguel De La Madrid Hurtado, 66; Ernesto Zedillo Ponce De León, 77; Félipe de Jesús Calderón Hinojosa, 11 y Enrique Peña Nieto, con 154 cambios constitucionales.

Podemos destacar que algunas de esas reformas y cambios constitucionales han desnacionalizado los bienes que le pertenecían al pueblo como la privatización de la banca nacional, la privatización de las telecomunicaciones, privatización del sector minero y ferroviario, privatización de la siderurgia, la privatización  energética y recientemente se quiso privatizar cosas como la educación o la salud, lo malo es que este tipo de cambios con el tiempo van creando monopolios y empresas de interés privado que de poco a poco erradican la competitividad en el mercado y con esto nos imponen precios inaccesibles o bien que no tienen ninguna relación producto precio, ampliando la diferencia entre pobres y ricos, haciendo a los pobres más pobres y a los ricos más ricos pues estas empresas suelen estar en muy pocas manos.

La Constitución un modelo para la creación de leyes en otros países como Alemania

De tantas reformas que han sido modificadas del escrito original de 1917 esta parece una constitución completamente diferente, no solo por el número de reformas que han sido aprobadas que al día de hoy que son más de 700 sino porque se han modificado los principios básicos de su contenido original y muchas de ellas se contradicen con lo que el congreso de Venustiano Carranza propuso y aprobó pues la Constitución de 1917 era un escrito social muy innovador para su momento, tan moderno en su tiempo que la constitución alemana de 1919 se basó en los artículos para los trabajadores que propuso la Constitución Mexicana, mientras que el texto con el que actualmente contamos tras las reformas avalados por los partidos como PRI, PAN y algunas veces con el apoyo de otros partidos que solo representa los intereses de la clase política y las grandes empresas las cuales solo buscan quedarse y terminar con los recursos que puede ofrecer mi México.

En opinión de Castellanos Cautiño experto en derecho constitucional nos expone tres conceptos de tipos de constitución: El normativo que es cuando su contenido es observado íntegramente por gobernantes y gobernado, nominal cuando sus preceptos no son observados íntegramente, pero se aspira a ello y semántico que es cuando de constitución solo tiene el nombre y los gobernantes no acatan sus decretos.

¿Sabe usted la fecha de promulgación de la carta magna?

En muchas ocasiones y claro no me refiero a todas las personas, nosotros los mexicanos exigimos que se cumplan nuestros derechos sin conocerlos pretendiendo hacer que se cumpla algo que no se conoce y demanda un gobierno equitativo que sobrepase los intereses personales y se esfuerce por servir al pueblo sin embargo, se mantiene exigiendo un gobierno nominal mientras se quejan desde su casa sin mover un solo dedo mientras ven jugar al chicharito y a la selección mexicana y es por esto que los gobernantes hacen como que escuchan al pueblo para obtener su aprobación y así pasar con ventaja sobre su opinión y demandas.

Esto se puede demostrar en muchísimas maneras ya que a diferencia de los estudiantes del COBACH la gran mayoría de los mexicanos no conoce su Constitución. Esto se puede demostrar en un sondeo realizado en agosto del año 2016 por el “Visor Ciudadano” que es parte del Instituto Belisario Domínguez, este estudio pretendía tener un panorama amplio sobre que tanto conocen los mexicanos sobre la constitución que habla de sus derechos en este sondeo se hacen diversas preguntas que dejan en evidencia el escaso conocimiento y la gran ignorancia de los mexicanos en este aspecto.

Por ejemplo, se hicieron preguntas muy básicas como “¿Sabe usted la fecha de promulgación de la carta magna?” donde solamente el 7% pudo responder correctamente a la fecha un 63% desconocía por completo el dato y un 20% contesto erróneamente y el otro 10% solo conocía el año.

O la pregunta “¿Conoce a algún personaje de la Constitución?” donde solo el 4% menciono a Venustiano Carranza y el resto dijo no conocer a ningún personaje o ni siquiera contestó. También en este estudio se les pide que mencionen el artículo constitucional que mejor conocen, resultando el artículo tercero constitucional el más mencionado por los mexicanos, lo irónico en que en este artículo de la educación hace también referencia a que en ella se fomentara la conciencia de su patria.

Así que definitivamente la Constitución sufre de una tremenda malformación derivada de los múltiples parches, recortes y demás cosas se han realizado a lo largo de la historia, es por eso que se considera la remodelación total de esta carta magna pues al día de hoy parecería obsoleta debido a las incontables contradicciones y adiciones contarías a las necesidades nacionales.  Diego Valadez uno de los mejores constitucionalistas nos dice que quizá una nueva constitución nos llevará a un periodo anarquizante de la vida política y publica del país, pero a lo mejor por el otro lado nos debemos arriesgar porque esta constitución nadie la respeta ni la conoce o la siente.

Por eso y más debería ser nuestra obligación, investigar, conocer e informarnos sobre las decisiones constitucionales que pretenden tomar quienes en teoría representan a la gente y sus intereses.

Cambiemos nuestra forma de pensar y actuar

Para concluir tenemos que cambiar nuestra forma de ver el mundo, no siempre se puede culpar al gobierno por todo lo malo del país y nuca pensando en cómo puedo cambiar yo como mexicano. Dejar de creer que se puede ser rico de la noche a la mañana es una virtud más importante que ser una persona basada en ética y valores.

Un país donde no pueden vender periódicos como en otros países donde metes una moneda y pagas un solo ejemplar y sacas uno solo dejando los otros donde están, un país donde la gente se siente triunfadora si se puede robar el internet del vecino, donde no hay interés en la ecología donde las personas tiran la basura en las calles y luego le reclamamos al gobierno por no dar mantenimiento al drenaje.

No hay consciencia por la lectura, un país donde en el camión si ven subir a una persona mayor o una madre con el bebé en manos se hacen los dormidos para no darles el lugar y si alguien le reclama solo se levanta para darle un golpe o decirle una majadería porque solamente nos interesa el chicharito y la selección mexicana.

Un país con muchas faltas pero que disfruta insultando a sus gobernantes, mientras más le digo burro y ratero a Peña Nieto mejor soy yo como persona, a pesar de que ayer apenas me pasaron todas las preguntas del examen de matemáticas de                   mañana.

Como materia prima de un país tenemos infinidad de cosas buenas, pero nos falta para ser los hombres y mujeres que nuestro país necesita. Porque esos defectos, esa deshonestidad, esa falta de calidad humana, más que Peña o que Duarte es lo que nos tiene real y francamente fregados a México. Tristemente, aunque Peña Nieto renunciase el siguiente tendría que trabajar con la misma materia prima defectuosa. No sé si alguien pueda hacerlo mejor porque ciertamente en lugar de tomar nuestros actos y nuestras decisiones en nuestras manos estamos esperando que alguien nos indique que hacer.

Uno de los principales responsables del cumplimiento de la constitución lo encontrará en el espejo

Hace falta algo más que inteligente que paros, bloqueos o destruir la ciudad, mientras esto no empiece a surgir de la manera que sea seguiremos igualmente condenados, igualmente estancados, igualmente jodidos y no importa para donde te vayas, así te vayas para Europa, para Canadá, para Estados Unidos, donde quiera que vayas como la canción llevaras a México en la piel, si no cambias tu forma de pensar estés donde estés seguiremos igualmente fregados.

Después de esto iré con el responsable para pedirle que mejore su comportamiento y que deje de esperar que la virgen haga las cosas por él, al responsable de que México este como esta y yo sé que lo voy a encontrar, lo voy a encontrar hoy cuando me vea en el espejo y ahí estará, le voy a pedir, le voy a suplicar si es necesario, que me ayude a hacer un México mejor. Si no empezamos en nosotros el cambio, ninguna ley o constitución va a crear un mejor país.

Te amo México.

 

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *