Chihuahua

Raúl Estrada, el chihuahuense tras los despegues exitosos de la NASA

Por: Misael Zúñiga Gallegos / Edeni Rodríguez

El Chihuahuense Raúl Estrada tiene los pies firmes en la tierra pero su trabajo surca el cosmos

«La NASA tiene ya todo para ir a edificar en la luna y marte… En el tema de la exploración espacial, ya alcanzamos el futuro», expresó el ingeniero Chihuahuense Raúl Estrada Domínguez, quien trabaja como técnico en propulsión para la NASA en el Centro Espacial Jonhson.

Raúl Estrada es egresado del Instituto Tecnológico de Ciudad Cuauhtémoc, se dedica a probar los motores que impulsan todas las naves de la Agencia Norteamericana de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) desde Las Cruces, Nuevo México.

Fotografía del National Aeronautics and Space Administration En entrevista exclusiva para Difusión Norte el Ingeniero Estrada Domínguez habló acerca de los planes existentes para el espacio profundo, lo que significa que actualmente la NASA ya tiene todo para ir edificar en la luna, el planeta marte y sobre las lunas de Saturno; además de que en la exploración espacial se encuentran ya abiertos programas que se lanzarán entre el 2020 y 2040. Temas que hasta hace años eran agenda únicamente de la ciencia ficción.

«¡Ya tenemos los motores del futuro! Como se ve en el Proyecto Orión, que llevará al ser humano al espacio profundo… esto es incluso, pasear por las lunas de Saturno.» explicó el ingeniero cuauhtemense.

Al hablar de los nuevos motores usados por la NASA, Raúl Estrada explicó que ya se tienen los prototipos en la base de pruebas del Proyecto Orion, el cual forma parte del Centro Espacial Jonhson donde él trabaja, dentro de las acciones para desarrollar la nueva era de exploración espacial.

final_cone_weld_for_em1_1
Fotografía del National Aeronautics and Space Administration

Este Proyecto incluye una nueva generación de motores espaciales que llevarán y regresarán al ser humano en el espacio profundo, lugar dónde nunca ha ido antes. Así mismo comentó que el Proyecto Constelación planea la visita a otros planetas, como aterrizar en ellos y regresar de ellos, donde Orión será el vehículo indicado para dichos viajes.

Respecto a la idea del turismo espacial explicó que próximamente se difundirá el nacimiento de este concepto, comentando que incluso ya están vendidos 250 boletos por parte de una compañía privada para que la gente pueda darse una vuelta al espacio.

Al hablar de los anteriores proyectos su mirada dejo entre ver una determinación como la tienen los grandes, sus ojos oscuros adquirieron un brillo peculiar, al decir:

“Si tú te decides por algo prepárate bien. Debes estar seguro que es lo que tú quieres y prepararte bien. Yo sé bien que aquí en el estado de Chihuahua y en todo el planeta hay muchas personas que quisieran trabajar donde yo estoy, y cualquiera de ellos puede hacerlo. Mi mensaje es que si de veras eso es lo que te gusta pues: Adelante… Prepárate porque aquí en Chihuahua tenemos todo el potencial, los lugares y las personas.”

«Al recibir la invitación para empezar a trabajar en la NASA sentí como si me pegarán con un martillo, fue un sueño hecho realidad»

Actualmente Raúl Estrada trabaja para el Centro Espacial Jonhson, donde forma parte del Centro remoto en las Cruces, Nuevo México; realizando las pruebas a los motores que impulsan las naves fuera de nuestro planeta. Esta área de trabajo es una base única, pues en ella se concentra la tecnología que permite realizar las pruebas y simulaciones para todos los motores, para así determinar la tecnología que impulsará las misiones en el espacio.

Tras 22 años de trabajo en el Centro Espacial Jonhson, el Ingeniero Raúl Estrada se ha convertido en una pieza clave para las misiones exitosas de la NASA. Su trabajo consiste en realizar diversas pruebas de calidad y comportamiento a los prototipos para evaluar como reaccionarán sus motores en el espacio exterior o durante el despegue. Esto le permite tener participación en casi todos los proyectos que se desarrollan en la agencia.

El equipo de trabajo al que pertenece Estrada Domínguez debe certificar que las máquinas vayan y regresen del espacio exterior, para lo cual cuenta con 86 certificaciones de la NASA, el cual es el programa de certificaciones más riguroso para ingenieros.

bic_new_gloveangle
Fotografía del National Aeronautics and Space Administration

El tipo de pruebas que realiza este equipo incluye simulacros de las condiciones físicas que enfrentarán los aparatos al entrar al espacio y regresar, además hacen mediciones de combustible, así como las fuerzas a los que serán sometidos, las velocidades, entre otras: “Es como estar jugando en una consola de videojuegos y ese tipo de aparatos”, expresó alegre el ingeniero chihuahuense. Sin embargo el objetivo no es ganar sino garantizar la máxima seguridad de todos los proyectos.

Raúl Estrada nació en la ciudad Cuauhtemoc, Chihuahua donde pasó su infancia y realizó sus primeros estudios hasta terminar la carrera de contabilidad en el Instituto Tecnológico de su ciudad natal. Al concluirlos migró a California, Estados Unidos, donde estudió como técnico de mantenimiento industrial automotriz. En 1993, al ser visto como uno de los mejores alumnos en la carrera Raúl Estrada recibió una invitación para trabajar en la NASA, centro al que ingresó en el mismo año: «Al recibir la invitación para empezar a trabajar en la NASA sentí como si me pegarán con un martillo… fue un sueño hecho realidad» compartió.

Motivar a jóvenes para comprometerse y esforzarse para sobre salir en su trabajo es ya una premisa de vida para Raúl Estrada

Una de las obligaciones de los investigadores y trabajadores de la NASA es hacer servicio social de alguna manera a donde quiera que vayan. Él escogió la modalidad de ser asesor de ciencia y motivar a nuevas investigaciones, porque le pareció interesante.

El objetivo que es visitar a alumnos de cualquier lugar del mundo, condición social, edad, carrera o nacionalidad, para motivarlos a que se preparen, a continuar con su educación superando las expectativas, a enfocarse en lograr todo lo que se propongan. Actividades que ha realizado y le han encantado, siendo esta dinámica una premisa de vida para Raúl Estrada: Hacer de servicio social, cosa que aun hoy en día lo sigue haciendo en Estados Unidos, donde actualmente vive.

En 1999 lo invitaron a dar pláticas para escuelas primarias de ciudad Cuauhtémoc. La dinámica que se presentó con niñas y niños llevó a que las visitas se mantuvieron desde ese año hasta la actualidad, permitiendo a Raúl Estrada aportar su dinamismo para difundir y promover el trabajo duro en su ciudad natal entre los jóvenes, y compartir el amor que tiene por su tierra y su gente.

 



One thought on “Raúl Estrada, el chihuahuense tras los despegues exitosos de la NASA

  1. Quisiera contactar al Científico Raul Estrada conocido de muchos años desde su visita a Mèrida desde 1977 mi nombre es Genny Duran (Toti)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *